Nº Visitas

.

.

Puños y caricias.


El amor no es una marcha triunfal, 
Es un frío y roto Aleluya.

                                              Leonard Cohen.-

Un enorme tatuaje en el brazo que deja ver cuando se quita su cazadora de cuero. Facciones duras. Marinero de aguas turbulentas. Una cicatriz en la frente nos habla de noches difíciles. La chica se le acerca y le pregunta qué desea. Él la mira un instante y con voz grave pide un café con leche. Es posible que se conozcan, quizás haya ido dos o tres veces a su bar. El le pregunta cómo está. Ella le dice que un poco agobiada, que es lunes y está algo decaída. No es su mejor día. Él no dice absolutamente nada. La contempla mientras se gira hacia la cafetera. La desea como un niño desea el sol. Sin malicia. Ella le sirve el café y se aleja con una leve sonrisa y aspecto cansado. Cuando acaba el café me pide el boli con el que suelo hacer anotaciones en mis libros. Coge una servilleta de papel y garabatea algo en ella. Deja unas monedas encima de la servilleta y se va. Al salir le dice a la camarera que le deja el dinero en la barra. Recojo el bolígrafo y es inevitable que lea lo que ha escrito. Un monigote sonriente con el texto "Anímate, tú vales mucho" rodeado de una moneda de euro y dos de diez céntimos. Le observo alejarse a través del cristal caminando con paso firme y sin mirar atrás. Decido esperar unos minutos antes de irme. Quiero observar el rostro de la chica cuando recoja el dinero. Una enorme sonrisa se dibuja en su rostro, dobla cuidadosamente el papelito y lo guarda con suavidad en un pequeño bolso que cuelga de la puerta de la cocina. Cuando pago, noto que el cansancio ha desaparecido de su cara. Está muy contenta. 






6 comentarios:

  1. Si, muchas veces necesitamos que nos dejen una nota para poder levantarnos.

    ResponderEliminar
  2. Guildenstern.- Así es. La cuestión radica en si tenemos a esa persona para que nos deje esa nota. En fin, me gusta actuar como voyeur de los demás. Siempre lo digo, hay pequeños milagros cotidianos a nuestro alrededor. No perdamos la capacidad de observarlos, apreciarlos y sorprendernos ante ellos. La magia de la Vida.

    ResponderEliminar

TUS COMENTARIOS SON MUY BIENVENIDOS (AUNQUE CREAS QUE NO SON IMPORTANTES)
Puedes dejar un comentario, aún sin registarte, si utilizas COMENTAR COMO: "ANÓNIMO"..pero no olvides firmarlo si deseas que se sepa quién eres... ES MUY SENCILLO.